ArtículosAtracción de talentoGestión Humana

Gestionar las Generaciones: El Nuevo Reto

El reto actual de las organizaciones es humano y consiste en ser capaz de gestionar una fuerza laboral multigeneracional. En la actualidad cuatro son las generaciones que se encuentran ocupando un espacio productivo en el entorno laboral de las organizaciones. Los llamados Baby Boomers, Generación X, Millennials y Generación Z.  No son más que grupos de individuos nacidos en un mismo momento histórico pero que difieren entre sí en personalidad, conducta y comportamiento según la influencia de los acontecimientos mundiales de cada época.   

Dicha realidad multigeneracional está representando un desafío para las compañías del mundo actual en aspectos como el liderazgo, las tecnologías, la gestión del recurso humano y el reclutamiento. Las características, creencias y valores implícitos en cada una de estas generaciones suponen diferencias que, si bien no son irreconciliables, necesitan ser trabajadas con una visión crítica que aporte flexibilidad a los estilos y estructuras de trabajo.   

¿Pero qué hace que este escenario multigeneracional se haya convertido en un reto? ¿No ha existido desde siempre un relevo de las generaciones en las organizaciones?

Si bien a través de los años siempre ha existido una sucesión de generaciones en el ámbito laboral, es innegable que los avances en los últimos años en materia de tecnologías y desarrollo han suscitado marcadas diferencias entre una época y otra. Los acontecimientos históricos influyen directamente en lo que se conoce como “la formación del carácter individual y colectivo” que a su vez se relaciona con la forma de actuar y pensar, así como con la escala de prioridades en aspectos laborales, familiares, religiosos y demás.  

Las brechas entre las generaciones de los últimos años son indiscutiblemente grandes y suponen para el entorno organizacional la necesidad de reconocerlas y adaptarse al cambio si desean que sus procesos y objetivos se mantengan en pie con la misma fuerza de las épocas pasadas.  

¿Pero cómo deben estas organizaciones asumir y afrontar el nuevo reto generacional?  Lo primordial es reconocer los aspectos fundamentales que caracterizan a cada una de las generaciones:  

¿En que se diferencian y cuáles son sus puntos en común?  
¿Qué piensan de sí mismas y de las demás generaciones?  
¿Cuáles son sus mayores fortalezas y falencias?  

Respondiendo a dichas preguntas, una organización está en la capacidad de comprender el estado actual de las mismas dentro de la vida cotidiana y laboral.   

¿Que caracteriza a las generaciones?

generaciones

Si bien son notables las diferencias entre dichas generaciones, también es cierto que existen puntos de encuentro que pueden ser aprovechados por las organizaciones en el reto de administrar y conducir una fuerza laboral multigeneracional.   

Aunque los más experimentados prefieren destinar sus esfuerzos en proyectos de largo plazo, al contrario de los grupos más jóvenes que buscan alcanzar objetivos con rapidez, ambos manifiestan su interés en desarrollar trabajos que sean altamente significativos y formar parte de organizaciones exitosas y eficientes. Así mismo, todos los grupos generacionales buscan ser guiados por líderes competentes y desarrollar capacidades que les permitan convertirse también en uno de ellos. Los sistemas de reconocimiento, por su parte, continúan teniendo importancia dentro de la naciente fuerza laboral, la cual también busca que su trabajo sea reconocido y recompensado.   

Identificar y distinguir diferencias y similitudes entre las cuatro generaciones permite a las organizaciones establecer planes y políticas laborales que se adecuen a las necesidades e intereses de la totalidad de su fuerza laboral, y que a su vez les permita a las mismas alcanzar sus objetivos estratégicos.   

Estos planes y políticas deben orientarse principalmente a factores como:  

El reclutamiento y la retención del talento humano

Los avances de los últimos años han modificado no solo la forma en la que el ser humano se relaciona sino también su sistema de pensamiento.  

En la actualidad, las generaciones más jóvenes muestran una mayor tendencia al trabajo por proyectos y al uso de sus habilidades y conocimientos en contextos específicos más que al hecho de permanecer un largo periodo de tiempo trabajando para un mismo empleador.   

El reto de las organizaciones será, entonces, retener el capital humano mediante el fomento de equipos colaborativos y multidisciplinarios, proyectos interáreas y estructuras que flexibilicen la marcada jerarquización de las compañías de antes; así como apostarle al coaching y programas de formación que identifiquen, por ejemplo, oportunidades de carrera y sucesión realistas.   

La importancia de la conciliación laboral

Otro de los cambios de la era moderna es la importancia que dan las nuevas generaciones a la conciliación laboral. Así se le denomina el equilibrio entre la vida laboral y personal.  

Esto supone para las organizaciones el desarrollo introducir algunas prácticas como: 

  • Esquemas flexibles de trabajo como el teletrabajo y los horarios flexibles. 
  • La ejecución de planes de compensación equitativos. 
  • La creación de programas que le apuesten al mejoramiento de la calidad de vida y felicidad de los colaboradores.    
Generar compromiso

Es evidente que las organizaciones en las que sus colaboradores tienen un alto sentido de pertenencia y compromiso obtienen mejores resultados. Pero ¿cómo puede generarse el compromiso en las generaciones modernas? 

Se ha hecho visible que los colaboradores más jóvenes muestran un interés mayor en los equipos de trabajo y la organización como un conjunto, y menos en el desarrollo y competencia individual. Por lo tanto, el desafío organizacional consiste en implementar nuevos modelos de evaluación, retroalimentación y reconocimiento, orientados a estos aspectos.  

Por otra parte, el entorno organizacional actual debe evaluar sus políticas y estilos de dirección. Las generaciones modernas han dejado ver su creciente desacuerdo frente a lo que ellas consideran el “actuar insensible” de algunas organizaciones, en aspectos referentes al medioambiente, equidad de género, derechos de minorías y la gestión del recurso humano, entre otros. Estos buscan organizaciones con un enfoque más humano, que reconozcan la importancia de ambientes laborales positivos y condiciones emocionales favorables.   

Todo lo anterior, además de alertar a las compañías en su gestión empresarial debe reconocerse como un indicador de un proceso de cambio que se debe asumir con agilidad y flexibilidad, y una oportunidad para la reinvención organizacional.   

Fuentes bibliográficas

  • La Ecuación de las Multi-generaciones. Knowledge Management. Great Place to Work. 2017.  
  • Las Organizaciones Multigeneracionales. H. A. Rojas Angulo. Diario La Nación.  
  • Las Compañías tienen el Reto de Adaptarse a Contextos Multigeneracionales. Juan Pablo Jiménez, Vicepresidente de Citrix para Latinoamérica y Caribe. Colombia Digital. 2017.   
  • Liderar un Lugar de Trabajo Multigeneracional. Career Partners International. 2017.